Narciso: Definición, Tipos, Clasificación Cuidados Y Reproducción

El Narciso es una planta originaria de Europa, pertenece al género de la familia Amariláceas y comprende varias especies, algunas florecen en otoño mientras que otras lo hacen durante la primavera, después de allí perdura por unos 20 días.

Narciso: Definición, Tipos, Clasificación Cuidados Y Reproducción

El Narcissus, su nombre científico, comprende unas 40 especies y puede alcanzar una altura de hasta 40 centímetros, sus flores, predominantemente amarillas, también se pueden apreciar en blanco, anaranjado y crema. Son plantas eminentemente ornamentales, lucen muy bien en espacios interiores como en el exterior; sin embargo, hay que tener en cuenta que el narciso no puede estar en compañía de otro tipo de flores, toda vez que su tallo emite una sustancia que puede provocar la muerte de otras plantas.

El narciso -personaje bello y presumido, según la mitología griega, de donde proviene el nombre de ésta planta- posee varias clasificaciones. En el listado a continuación te mostraremos las más comunes de ellas. Conoce la majestuosidad de la flor de Cerezo aquí

Clasificación de los narcisos

Trompeta

Esta planta florece al término de la primavera, sus flores son solitaria y la trompeta se asemeja en longitud a sus hojas.

Corona grande

Sus flores se pueden apreciar en primavera, tienen forma de copa con un tercio de longitud de los pétalos.

Corona pequeña

Esta planta incluye ejemplares con flores solitarias, al igual que la anterior, su copa posee aproximadamente un tercio de longitud de los pétalos. Normalmente florece en verano.

Doble

Como su nombre lo indica, posee grandes flores dobles y semidobles. Este narciso, que florece en primavera o al comienzo del verano, posee estructuras petaloideas que remplazan la corona y pétalos.

Triandras

Igualmente florece en primavera, su flores son colgantes, con coronas cortas y pueden llegar a ser rectas con pétalos estrechos. Puede haber de 2 a 6 por tallo.

Ciclamíneas

Las coronas de estas plantas son rebordeadas en la mayoría de los casos, las flores se disponen, aproximadamente, de una a dos por tallo y su floración se produce a mediados de la primavera.

Junquillo

Las flores de este tipo de narciso cuentan con algo de perfume, un tanto difícil de percibir. Por lo general se presentan dos por tallo. Posee coronas cortas con reborde en ocasiones. Se caracteriza por tener los pétalos aplanados y redondeados. Florece en primavera.

Tazetta

Como característica distintiva, este narciso presenta ramilletes de 12 o más por cada tallo, pueden contener perfume y su tamaño es pequeño. Por otra parte, las que están dispuestas a 3 o 4 por tallo, suelen ser más grandes. En ambos casos, las coronas son pequeñas y generalmente rectas; los pétalos son ligeramente apuntados, amplios y florece a finales de otoño hasta bien entrada la primavera.


Los bulbos de Narcissus -en caso de que no estén naturalizados- se plantan en otoño a una distancia aproximada de 10 centímetros uno del otro; floreciendo en la primavera.

¿Cómo sembrar bulbos de narcisos?

Como ya hemos explicado, el narciso es una planta que por lo general florece en primavera. Luego de producida, es conveniente esperar a que las hojas se sequen con la intención de que el bulbo alcance el grosor necesario, para así poder extraerlo y mantenerlo en reserva hasta el venidero otoño.

Tomando en cuenta la etapa de floración, se debe realizar la plantación del narciso unos con unos 5 o 6 meses de anterioridad, de esta manera es posible extender el período de vida de las flores. En caso de utilizar macetas, estas deben ser bastante anchas, aunque su profundidad no debe ser mucha, dependiendo de la variedad de narciso que te dispongas a tener en tu jardín.

Se recomienda humedecer generosamente los bulbos antes de proceder a plantarlos, estos se deben cubrir con una capa de harina de hueso o fósforo con la intención de robustecer los tallos y así garantizar una excelente floración. Una vez terminado este proceso, se riega el suelo con abundante agua.

El ambiente debe ser fresco, preferiblemente a la semisombra (la luz solar directa también es recomendable). Los vientos fuertes son perjudiciales para la planta, es bueno prever que se vea seriamente afectada por este factor. Hay que resaltar que al momento del riego se debe evitar el contacto del agua con los pétalos de la flor.

Con respecto a la temperatura, es preciso contar con un ambiente fresco, bien sea en semisombra o recibiendo directamente la luz solar. Evitemos también los encharcamientos.

Como en la mayoría de los casos, el suelo debe contar con excelente drenaje y un buen abono luego de la floración (son unos 15 o 20 días en pleno invierno hasta la primavera). El bulbo se debe preservar en una bolsa de papel en medio de un ambiente fresco.

¿Cómo cuidar los narcisos?

Para la conservación del narciso es menester que el ambiente donde se encuentra sea fresco, con luz y que la temperatura se encuentre entre los 10 a 15 grados centígrados aproximadamente. El espacio donde será ubicado debe estar exento de intensas fuentes de calor como estufas, hornos, respiraderos, etc. Las condiciones para cambiarlos de lugar se producen solo cuando se notan los primeros brotes verdes.

Con respecto al suelo, la tierra fértil y arenosa es la ideal para cultivar el narciso, se debe evitar el exceso de humedad con la instalación de un buen sistema de drenaje. Una manera de solucionar el problema en caso de que esté sembrada en una maceta, es colocar un recipiente hondo debajo de esta. Planta tu jazmín sin problemas con estos consejos

La planta debe ser mudada a un lugar con suficiente luminosidad una vez que haya mostrado sus primeros brotes. En su nuevo hábitat, debe contar con una temperatura que oscile entre los 15.5  y los 21 grados centígrados. Por otra parte, para aplicar un buen riego, se aconseja antes palpar el suelo donde está la planta para determinar el nivel de humedad. En caso de que se encuentre seco, se procede a regar. Debes utilizar un cuarto de taza de agua, con un intervalo de unos dos minutos entre taza y taza, hasta asegurarte que el agua se filtra en el fondo de recipiente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *